Identidad Caribe

Que regrese la paz a ‘Mi pobre Valle’…

Que regrese la paz a ‘Mi pobre Valle’…

Que regrese la paz a ‘Mi pobre Valle’…

El acordeonero y compositor Emiliano Zuleta Díaz, a través de su cuenta de Twitter @EmilianoZD llamó la atención sobre la ola de inseguridad que sacude a Valledupar.

“Lo que está pasando en Vpar lo pronostiqué en mi canción ganadora Rey de Reyes, 1997, Mi pobre Valle”. Su elocuente mensaje lo escribió al notar “Como se está escapando la tranquilidad en este querido Valle donde solamente las notas de los acordeones perturbaban el sueño”.

Yo no quisiera ver mi vida en peligro
porque no quiero morirme todavía,
pero al tratarse de mi Valle querido
con mucho gusto hasta mi vida daría.

De esta manera va recordando los versos de esa célebre canción en ritmo de paseo que hace 20 años fue la suprema reina en el Festival de la Leyenda Vallenata.

Si yo pudiera sacrificar mis manos
lo único que yo tengo ay para poder vivir,
y ver algún día mi Valle transformado
colmado de esperanza y un lindo porvenir.

Ya no es el Valle que conocí aquel día
cuando en el Loperena ay lo comencé a querer,
yo era un muchacho que a veces amanecía
tocando serenata subido en un andén.

Entonces lleno de tristeza por lo que se vive actualmente no se escapa ese verso contundente que canta suavemente queriendo que fuera mentira.

Ya no se puede tocar por las calles
así como anteriormente se hacía
de cualquier parte un disparo nos sale
ya uno no vale lo que antes valía
aquí ninguno responde por nadie
ese es el plato de todos los días.

Así nació la canción

La historia de la canción ‘Mi pobre Valle’ grabada por los Hermanos Zuleta en la producción musical ‘Nobleza y folclor’, en el año 1997, pide la paz de Valledupar.

“He sido el único que he ofrecido mi vida por Valledupar como lo digo en mi canto. Ofrecí mi vida por la paz porque si antes estaba la situación grave, ahora más. No es posible que este paraíso de cantos de acordeones se nos dañe. Hagan algo por favor, es mi llamado”.

Emiliano cuenta cómo hizo esa obra cumbre. “Se acercaba el Festival Vallenato del año 1997, y era Rey de Reyes de la canción inédita. Como rey, había ganado en 1985 con el paseo ‘Mi acordeón’, y había sido invitado a participar por Consuelo Araujonoguera. Un mes antes viajaba de Aguachica hasta Valledupar donde con mi hermano Poncho habíamos atendido un compromiso musical y me llegó la inspiración retratando la situación de violencia que vivíamos”.

Hace una pausa, medita un poco y señala. “Mientras los demás dormían en el bus, yo venía dándole vueltas a todos los hechos que eran el pan de cada día. Abría y cerraba el acordeón y fue fluyendo todo. Cuando llegué a la casa, lo primero que hice fue darle forma y quedó lista”.

Continúa con su narración como regresando el tiempo, y frena de repente para acotar muy convencido. “Esta canción la debían poner a diario para que sirva de reflexión que el ayer no puede repetirse hoy. La unión de todos debe ser la constante para que Valledupar sea el punto estratégico donde solamente se disparen cantos vallenatos, de esos que nos sabemos de memoria estando en paz”.

Por: Juan Rincón Vanegas/FFLV

Regrese, Regrese, Regrese, Regrese

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Judiciales

Estadísticas

  • 230Página de inicio:
  • 636983Total de lecturas:
  • 38Lecturas hoy:
  • 210Lecturas ayer:
  • 529161Total de visitas:
  • 34Visitantes hoy:
  • 164Visitantes ayer:
  • 1299La semana anterior:
  • 2781Visitantes por mes:
  • 181Visitantes por día:
  • 2Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: