Identidad Caribe

¿Por qué no apoyo la lista de la decencia de Gustavo Petro?

¿Por qué no apoyo la lista de la decencia de Gustavo Petro?

¿Por qué no apoyo la lista de la decencia de Gustavo Petro?

Algunos amigos me han preguntado ¿Por qué no estoy apoyando la lista de la decencia al Congreso insinuada por Gustavo Petro?

La pregunta me la han hecho porque no me han visto muy vehemente respaldando ese proyecto político de Colombia Humana, como casi siempre me han visto en todo lo que tiene que ver con Gustavo Petro Urrego, la esperanza del pueblo colombiano.

La verdad, es que en las redes sociales manifesté mi interés de acercarme a los candidatos tanto a Senado como a Cámara en Bogotá y el Magdalena, pero la respuesta de los candidatos, fue negativa, de absoluto silencio, cosa que jamás lograré entender porque lo normal es que los candidatos estén en la captura del electorado y no al revés.

Hay un hermetismo en casi la mayoría de los candidatos del proyecto político de Colombia Humana, es como si por estar respaldando a Gustavo Petro, el pueblo colombiano que respalda al líder del progresismo en Colombia, se siente en la obligación de respaldar a sus candidatos a Congreso y creo que ese es parte del engaño de quienes hacen parte de la llamada lista de la decencia.

Una cosa es Gustavo Petro, y otra muy distinta son sus candidatos a Congreso, además si se tiene en cuenta que la mayoría de ellos fueron seleccionados por quienes le hablaron al oído a Petro durante su periodo como Alcalde de Bogotá, lo cual condujo a un desastre electoral en la pasada contienda.

Son muchos los seguidores de Gustavo Petro que se encuentran respaldando candidatos de las listas de Alianza Verde y el Polo Democrático, y no es porque le estén negando respaldo al proyecto político de Colombia Humana, sino porque no se sienten a gusto con la actitud de algunos de los candidatos de confianza del candidato presidencial, pues creen que por estar en fotos y videos con Petro, el pueblo colombiano se irá masivamente a votar por ellos y no es así.

También hay ciertas reserva en la forma como se diseñaron las listas a Senado y Cámara, sobretodo la lista a Cámara por Bogotá, donde prácticamente se le pintó la cara a una valiosa mujer como María Mercedes Maldonado, quien muy profesionalmente dijo que no estaría en esa lista y prefería estar en un Comité de Apoyo brindando asesoría a los candidatos.

Muchos esperábamos que iba a ser cabeza de lista por todo lo que representó como funcionaria de la Bogotá Humana y como candidata a la Alcaldía poniéndose la camiseta en el momento más difícil para el progresismo, ese momento en que muchos emigraron a otros partidos y movimientos dejando casi que solo a Gustavo Petro, al mismo que hoy le juran lealtad pública con tal de atraer los votos de los seguidores del Ex alcalde de Bogotá.

Un buen candidato no solo tiene que tener una hoja limpia frente a la corrupción, sino que también debe tener lealtad política, y esa parte es más peligrosa, pues no podemos olvidar que cuando Petro fue electo alcalde, muchos de sus concejales a excepción de Yezid García Abello, se les olvidó la lealtad política con quien les ayudó a conseguir un escaño en el Concejo Distrital.

Cuando un hombre abandona a su novia dos días antes de su matrimonio para casarse con otra que le ofrece casa, beca y carro, no es de fiar. Muchos Sabrán a qué me refiero con este comentario.

Creo que una persona que merecía también estar en la Cámara por Bogotá, es Andrés Charry. Un joven emprendedor, hizo parte de la Administración de la Bogotá Humana saliendo con una hoja de vida excelente frente a la corrupción, además recogió miles de firmas con la gente de a pie con Petro, creo que pasó de las 14 mil, pero el amiguismo y la gente que aprovecha la cercanía con Gustavo Petro, lo privó de ese derecho a estar en la lista, además Charry ha sido leal no solo con Gustavo Petro, sino con el proyecto político de la Colombia Humana.

Entonces aquí no se trata de tildar de traidor a quien o a quienes decidan seguir apoyando a Gustavo Petro a la presidencia, pero negándoles el voto a su lista de la decencia, porque es el resultado de la petulancia de la mayoría de sus candidatos que se creen con el derecho de rechazar respaldo, incluso de personas que públicamente tienen una conducta intachable que jamás se podrá comparar con la de muchos de los que hoy pululan como candidatos.

Pienso que la mayoría de candidatos a renovar el Congreso, están a punto de rectificar el comportamiento, están a punto de entender que los votos no son endosables, y que una cosa es que la gente tenga en su mente la figura de Gustavo Petro como presidente y otra muy distinta es que vaya a respaldar a sus candidatos a Congreso.

Si los candidatos a Congreso de la Colombia Humana, no rectifican y bajan el ego, o aceptan que para ser congresistas se necesitan son los votos y no una selfie o autorretrato en español con Gustavo Petro, el golpe a la democracia va a ser fuerte y de paso, estarían traicionando el proyecto político de Gustavo, pues en la cantidad de congresistas de la lista de la decencia, se medirá en adelante las posibilidades de Gustavo Petro para ser nuestro presidente en el próximo cuatrienio.

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Flag Counter


analfabetismo

Estadísticas

  • 1067Página de inicio:
  • 770399Total de lecturas:
  • 282Lecturas hoy:
  • 288Lecturas ayer:
  • 635563Total de visitas:
  • 173Visitantes hoy:
  • 201Visitantes ayer:
  • 1451La semana anterior:
  • 4247Visitantes por mes:
  • 183Visitantes por día:
  • 1Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: