Identidad Caribe

Medios de comunicación en Colombia promueven desconocimiento de Constituyente en Venezuela

Medios de comunicación en Colombia promueven desconocimiento de Constituyente en Venezuela

Medios de comunicación en Colombia promueven desconocimiento de Constituyente en Venezuela

No lo estamos viendo solo nosotros, lo ve un grueso de la población colombiana que siente la manipulación de las noticias por parte de un periodismo cada vez más cuestionado a través de las redes sociales, un periodismo que amparado en ‘la libertad de expresión y de prensa’ promueve la impunidad, la corrupción, la criminalidad y los golpes de estado tomándose muy a pecho, que verdaderamente son el cuarto poder en cualquier país del mundo.

El espectro radioeléctrico colombiano ha sido entregado descaradamente bajo la figura de concesión a los principales grupos económicos como Ardila Lulle, Sarmiento Angulo, Grupo Prisa por nombrar solo algunos, cuyo objetivo  es mantener en frío el sentimiento de ira en cualquier nacional que trate de levantarse contra unas políticas de estado que solo buscan el empobrecimiento social de los colombianos de a pie.

Podríamos decir claramente, que el periodismo colombiano le pone más muertos al país que guerrilla, militares y paramilitares juntos, y no necesariamente porque ellos estén disparando, sino porque con sus acciones desinformativas promueven la impunidad para que ladrones, corruptos y criminales de cuello blanco, sigan pasando desapercibidos ante los estrados judiciales.

Una de la estrategia de los medios para esconder la realidad nacional y cumplir con su cuota de impunidad para seguir recibiendo sueldos desorbitantes y pautas comerciales para su manutención, es la desviación de la realidad nacional hacia el plano internacional, específicamente hacia Venezuela, país que se les ha convertido en el fortín de sus titulares.

El marketing mediático sabe que la mayoría de los colombianos crearon un odio desmedido hacia Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, odio no muy lejos de la lacerante frase: “Cuídate de la prensa que te hará odiar al oprimido y amar al opresor”. Ellos saben que ya consiguieron eso con una población incauta, ya lograron adormecer el chip cerebral de muchos colombianos que jamás buscan otra alternativa informativa y, cuando acuden a las redes sociales, es a mandarse florecitas de amor o a buscar su media naranja olvidándose de los problemas sociales que vive nuestra nación.

Entonces no es anormal ver a muchos colombianos exigiéndole a Nicolás Maduro pidiéndole que no siga con la corrupción en Colombia olvidando totalmente, que él no es el gobernante de nuestro país, sino de Venezuela y que esa responsabilidad es del gobierno colombiano.

Aunque no se ha medido el porcentaje, muy cierto es, que las redes sociales se han convertido en el periodismo más creíble en muchas sociedades, tanto así,  que hoy las redes sociales como Twitter y Facebook, se han convertido en el periodismo alternativo y el punto para mofar las mentiras y manipulaciones de poderosos medios como Caracol, RCN, Revista Semana, Blu Radio, El Tiempo, Citi TV y otros más.

En el caso específico de Venezuela, nuestros medios se han convertido en voceros de la oposición terrorista y violenta que trata de tomarse el poder en Venezuela, a quien aunque los ven con fusiles, bombas molotov y otros artefactos, llaman pacífica.

El despliegue informativo de estos medios con la Constituyente no fue el mismo que hicieron con el plebiscito de la oposición. Descaradamente promovieron los puestos de votación para el plebiscito, lo impulsaron lo defendieron, le hicieron propaganda y hasta ayudaron a inflar los resultados pese a que esa figura era ilegal en términos constitucionales venezolanos.

En el proceso constituyente el despliegue informativo no fue el mismo, contrario al plebiscito, a este proceso lo difamaron, lo deslegitimaron, lo ilegalizaron hasta el punto, que ponen en duda su resultado contrario a lo que pasó con el plebiscito.

No conforme con eso, promueven el desconocimiento de los resultados, minimizan la masa electoral que ayer votó y solo se limitan a titular como actos violentos la jornada de ayer en Venezuela.

Obvio que sí hubo violencia en Venezuela, pero no la hubo porque la Guardia Nacional Bolivariana hubiese ido a las casas de la oposición a sacarlos a las calles a protestar para luego agredirlos como dicen, sino para hacer lo que cualquier autoridad del mundo haría para garantizar los comicios electorales ante barricadas y saboteos.

Cuando el plebiscito no sucedió igual, porque ese día a pesar de la ilegalidad, el Gobierno de Venezuela permitió la libre elección, lo mismo hicieron los seguidores del oficialismo, pero eso no lo dicen estos medios de comunicación.

No sería extraño que medios de comunicación en Colombia pudiesen estar financiando a través de sus empresas las protestas y desórdenes en Venezuela, pues de acabarse esos actos violentos, de acabarse la protesta en el vecino país, sus titulares cambiarían y sus noticias ya se tendrían que centrar en la corrupción de nuestro país, y eso para nada favorece a los dueños de los medios de comunicación, pues cada uno de ellos es propiedad de políticos y empresarios que de una u otra forma, tienen y han tenido que ver con la ilegalidad nacional.

Por eso promueven el desconocimiento de la Constituyente en Venezuela, necesitan tener al país ajeno ardiendo y a los colombianos entretenidos para no tener que hablar de la corrupción en nuestro país.

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Flag Counter


analfabetismo

Estadísticas

  • 264Página de inicio:
  • 751600Total de lecturas:
  • 58Lecturas hoy:
  • 359Lecturas ayer:
  • 622860Total de visitas:
  • 36Visitantes hoy:
  • 217Visitantes ayer:
  • 2199La semana anterior:
  • 6972Visitantes por mes:
  • 309Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: