Identidad Caribe

Consuelo Araujonoguera marcó la ruta del vallenato

Consuelo Araujonoguera marcó la ruta del vallenato

Consuelo Araujonoguera marcó la ruta del vallenato

Consuelo Araujonoguera marcó la ruta del Vallenato -A propósito de la Real Academia de la Lengua Española y la inclusión de la palabra Vallenato al diccionario de la RAE, se presenta una semblanza sobre algunos de los aportes de ‘La Cacica’ al folclor que cimentó sus raíces en Valledupar-

‘La Cacica’, Consuelo Araujonoguera, no solo abanderó el nacimiento en 1968 del Festival de la Leyenda Vallenata, sino que dejó para la historia su gran tesis laureada sobre los orígenes y fundamentos de la auténtica música vallenata al escribir su libro: ‘Vallenatología’, (Ediciones Tercer Mundo 1973).

Hoy, cuando en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española aparecerá en pocos días el significado de la palabra vallenato, ‘La Cacica’, lo había escrito hace 44 años: “El vallenato guarda fielmente las características tradicionales de estos aires, tanto en su contenido como en su construcción y el mensaje dentro de los cuatro géneros clásicos de la Música Tradicional Vallenata: merengue, paseo, puya y son”.

De igual manera, en la última página de su libro después de haber narrado en detalle el nacimiento y recorrido de la música vallenata expresa: “Del vallenato bien puede decirse que, como la Santísima Trinidad (Tres personas distintas y un solo Dios verdadero), es también uno solo verdadero, donde quiera que nazca y se mantenga.

Y, cuando digo nazca, empleo la palabra más apropiada, tal vez la única exacta, para aplicar a los cantos vallenatos, porque ahora con el auge y renombre que ha adquirido nuestra música, están proliferando – con la abundancia de la verdolaga en tiempos de invierno – los “fabricantes” de vallenatos que los preparan, los trazan, los cortan y los manufacturan hasta por encargo.

Estos no son vallenatos. El vallenato nace, brota, surge, viene corriendo incontenible a través de la inspiración, llega a los labios del afortunado que la posee…Y salta. Después sin que nadie se haya preocupado de encerrarlo entre unas letras y un papel, sin que su mismo autor piense que debe perpetuarlo, penetra y se queda para siempre convertido por derecho propio en parte esencial de nuestra mejor riqueza anímica”.

Por: Juan Rincón Vanegas

 

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Emisora

Estadísticas

  • 72Página de inicio:
  • 738012Total de lecturas:
  • 693Lecturas hoy:
  • 615Lecturas ayer:
  • 612520Total de visitas:
  • 566Visitantes hoy:
  • 503Visitantes ayer:
  • 3814La semana anterior:
  • 10812Visitantes por mes:
  • 464Visitantes por día:
  • 2Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: